7.12.09

PORNOCHIC: La última tendencia del universo sexual son películas pornográficas hechas por y para mujeres; conocelas y entrá en calor....




A algunas les gusta más, a otras menos; .....está la que mira porque le despierta algo y la que lo hace para entrar en clima...., pero lo cierto es que ¬tradicionalmente, el universo del cine porno responde a las reglas de un mundo creado por hombres. Si vamos a los estereotipos más obvios (siempre hay excepciones, pero la búsqueda es ardua), las ¿protagonistas? de estas historias suelen ser enfermeras hot, babysitters cachondas, animadoras de equipos de fútbol, colegialas de minis cuadrillé... Ninfómanas que van por la vida tan sueltitas de cuerpo, tan multiorgásmicas, que la identificación se nos vuelve imposible.

Pues bien: parece que, de un tiempo a esta parte, más de una pensó lo mismo. Y así fue como empezó a gestarse el porno femenino, también llamado "posporno". ¿De qué se trata? Cine para mujeres, hecho por mujeres, en el que las clásicas reglas del género se dan vuelta por completo.


La nueva sexy star



La historia empezó hace un par de años, con directoras como Annie Sprinkle y Candida Royalle, que apostaron a filmar bajo un punto de vista femenino para representar lo que la industria tradicional ignoraba hasta ese momento. Saliéndose de la muñecota siliconada siempre al servicio del hombre, estas directoras se jugaron por mujeres reales de diferentes edades, buena música para las escenas hot y argumentos que tuvieran más en cuenta qué les pasaba a las protagonistas.

La aceptación de la industria no fue fácil, pero de ahí a las propuestas de las directoras actuales, mucha agua pasó bajo el puente. Conquistas históricas aparte, quien hoy marca tendencia en el género es Erika Lust (sí, significa "lujuria" pero no es casualidad: su nombre real es Erika Hallquista). Se trata de una suiza de 32 años y sonrisa angelical que estudió Ciencias Políticas, trabajó varios años en publicidad y en los últimos años se convirtió en la directora de cine porno más importante de España. Casada con una argentino y radicada en Barcelona, la chica no sólo fundó su propia productora de cine (Lust Films), sino que ya es sensación por su libro Porno para mujeres (disponible en la tienda de su página web) y por haber ganado premios en festivales de Berlín y Toronto con la peli Cinco historias para ellas.

"El porno para mujeres debe transmitir una sexualidad positiva femenina, sin culpa ni moralismos. Hay que evitar los estereotipos de personajes que los hombres de la industria del cine adulto nos obligaron a soportar durante los últimos veinte años", explica.

Dar en la tecla



La decisión de convertirse en directora, cuenta Erika, nació de algo que posiblemente nos pasó a todas: "No me sentía identificada con el porno tradicional: ni mi estilo de vida ni mis valores ni mi sexualidad aparecían por ninguna parte. Las situaciones sexuales eran ridículas, basadas en fantasías machistas: la chica entra a la habitación, descubre a su chico con su mejor amiga y, en vez de enojarse... ¡decide unirse a la fiesta!". A esto se suma que en 2004, cuando tuvo la oportunidad de participar en una iniciativa del gigante del porno Private para hacer una línea de películas dirigida a mujeres, terminó horrorizada por las opiniones hiper-machistas del hombre encargado del proyecto. "Me fui indignada, decidida a montar mi propia productora" dice. De ahí las tramas guionadas por ella misma, donde los personajes son cercanos, accesibles. Las mujeres tienen sexo porque quieren y el hombre debe ganarse esa intimidad tantas veces "regalada". Además, las protagonistas usan ropa moderna para evitar el look "facilongo" que obliga a tacos de 25 cm, medias de red, shorts ultracortos o minifaldas imposibles. "Mis actrices y actores se visten como mis amigos y amigas", dice Erika. A la hora del clímax, una pregunta se nos cae de maduro: ¿se puede representar el orgasmo femenino? Contra todo pronóstico parece que sí, que se puede. Pero lejos de los gritos escandalosos, rasguños desmedidos y golpes a la cabecera de la cama, la clave es ser muy (pero muy) sutil. Ese momento tan íntimo, tan hermoso, tan femenino, se representa entonces cuidando los detalles estéticos y éticos, enfocando la cámara al placer de la mujer. Guarda, tampoco es cuestión de ocultar el cuerpo del hombre, fundamental en momentos como éste. "Hay que captar la belleza del cuerpo masculino, pero desde nuestro punto de vista. Algo que en las pelis clase X no pasa a menudo, porque pocas veces la cámara se va a recorrer otras partes que no sean su miembro" dice Lust.
En definitiva, se trata de hacer un producto en el que el placer y el deseo femenino sean el corazón de la escena: ¿Si lo logra?, tendrás que ponerte en tema para encontrar la respuesta...



Por Violeta Gorodischer
Revista Oh Lalá


Animate a más: Sitios web para conocer más sobre porno para mujeres: http://www.pornoparamujeres.com/ I www.myspace.com/sandrauve I http://www.lustfilms.com/ I http://www.candidaroyalle.com/ I http://www.annisprinkle.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario